De Halloween, Samhain, Fiesta de todos los Santos y otras historias: Parte II

De Halloween, Samhain, Fiesta de todos los Santos y otras historias: Parte II

A estas alturas ya todos os habréis dado cuenta que la fiesta… la gran fiesta… la enorme fiesta… era el Festival de Samhain. La historia nos recuerda que quién más influyó  en la transformación cultural del festival de Samhain fue la cristianización por parte de los romanos, de los pueblos celtas allá por el año 610. Como la medida no tuvo mucho éxito hay que esperar hasta el S. VIII d.C. para que el festival cambie su nombre y pase a ser llamado “All Hallow´s Eve” o “Noche de Todas las Almas”. La fiesta se celebra entonces con fuegos artificiales y hogueras. ¿ya os va sonado más el tema verdad?

Y es a finales del siglo XVIII y principios del XIX cuando se comienzan a producir oleadas de inmigrantes hacia el nuevo territorio de Norteamérica, siendo los ingleses e irlandeses los integrantes de las primeras llegadas y tras ellos sucesivas oleadas procedentes de toda Europa. Las tradiciones culturales de cada una de ellas fueron amalgándose y generando una reelaboración cultural donde el temor a las brujas, a los fantasmas, los conjuros y hechizos de amor y demás fueron trasladados a los nuevos Territorios.

collage-halloween

Imágenes: Google Image

 

La fiesta de Halloween llega así a finales del siglo XIX desviándose hacia el público joven tomándose como una noche de diversión donde las recetas de cocina, los juegos, las ideas de decoración ocupaban la vida en los días previos al 31 de octubre y 01 de noviembre.

La tradicional frase “Truco o Trato” no fue otra cosa que una famosa campaña de UNICEF, en el año 1950, llamada en versión original “Trick or Treat for UNICEF” en la cual se recogía dinero para ayuda humanitaria y donde no sólo participaron niños sino también educadores, sacerdotes y asociaciones de diversa índole.

En definitiva, que el próximo festivo 1 de noviembre es un buen día para disfrutar de una buena taza de té verde “Frutos secos” donde un fantástico Sencha cede parte del protagonismo a las nueces, almendras y pistachos para disfrutar de la llegada de la parte fresca/fria del año o, si lo preferís disfrutar de unos trocitos de manzana natural con piña de la mayor calidad y frescura que encontrarás en nuestra infusión “Manzana Turca” apta para todos los públicos.

¿Qué? ¿Por cuál te decantas? Cuéntanoslo más abajo.

Nos volveremos a ver en el té de las cinco.

Mr. Oolong

1 Comment
  • miraquitidigo
    Posted at 13:32h, 10 noviembre Responder

    Yo me decanto por la manzana turca. Está Bueniiiisssiiiimaaaa!!!!

Post A Comment